Nace en París corrido contra el muro de EU

AFP, 2 de marzo de 2007

París, 1º de marzo. La barrera que Estados Unidos edifica en la frontera con México, y otros “muros vergonzosos repartidos por el mundo”, inspiraron en la artista mexicana Cristina Rubalcava, afincada en París, un “grito entre notas de acordeón”, que será interpretado por sus conocidos compatriotas Los Tigres del Norte.

“La canción es un grito de protesta entre notas de acordeón contra la política estadunidense en mi país, y contra ese muro que no podrá contener nada”, explicó Rubalcava.

En español, francés, alemán y árabe, El muro habla de México pero también de Cisjordania, Alemania, Corea, China, Melilla (norte de Africa) y otros lugares donde se “ha intentado poner freno a las personas”.

“Cuando hay hambre se traspasa cualquier muro, por muy alto que sea. Pero lo que más duele es que Estados Unidos se gaste millones de dólares en construir algo totalmente inútil, como ha quedado demostrado por la historia”, consideró la artista.

En el nuevo álbum de Los Tigres del Norte

Aunque nació para ser cantada entre contertulios, una amiga mexicana de Rubalcava consiguió que los famosos Tigres del Norte la incluyeran en su nuevo disco, Detalles y emociones, que sale a la venta el próximo 27 de marzo. “Ellos son la voz del pueblo latinoamericano, un grupo que protesta contra las injusticias y da testimonio de los problemas de la gente. Estoy feliz de que hayan aceptado interpretar mi canción”, se felicitó.

Los cinco hermanos que componen el legendario grupo mexicano, ganadores del Grammy al mejor disco norteño este año y autores de 55 álbumes, se caracterizan por sus letras comprometidas, que hablan de la desesperación de los migrantes en Estados Unidos o de las mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez.

“Si mi canción sirve para reírnos un poco de este mundo siniestro, me daré por satisfecha”, explicó su autora.

Rubalcava es una pintora bien conocida en el mundillo artístico de París, ciudad a la que también llegó como inmigrante hace 33 años.

>> Nace en París corrido contra el muro de EU

← Cantamos lo que vive el pueblo

La Catrina, presente en el museo Quai Branly →